Variaciones Uagibler

1ª Variación: Uagibler en sus primeros vuelos, en Dagargunyala.

Cuentan los Mayores, los Poetas y los Neles (sabios) de mi aldea, que en los días iniciales de la Tierra, tiempo de misterios y miedos, tiempos en que hombres y mujeres no sabían aún muchas cosas y normas de la vida, ni del lenguaje de las aguas, ni de los señales del viento, ni imaginaban que las plantas y árboles entendían el lenguaje de los hombres, y que hasta el cuerpo y la piel guardaban muchos secretos, y sufrían por ello. Eran también, tiempos de búsquedas, de descubrimientos, de construcciones.

Y los Neles entonces, decidieron, que era urgente y necesario (ir) aprender de otros mundos y universos, de otros reinos y esferas, donde ya se vivía mejor, donde ya muchas dudas no eran misterios. Así se lanzaron cada uno de ellos a su tarea de investigador, de aprendiz y de futuros maestros, uno al mundo de las aguas, otro al mundo de las plantas y árboles, otro al mundo de las rocas, del viento…y entre ellos Uagibler, al mundo de las aves, de los pájaros!

Cuentan que desde muy joven, Uagibler, se interesaba por la vida de los pájaros. E incluso vivió un tiempo en el reino de las aves. Estudio su lenguaje y formas de vivir, sus cantos y sus secretos, sus vuelos, las formas de dividir el trabajo, cómo cuidan a sus hijos, cómo los pajararon jóvenes aprenden de los adultos, y estudió la importancia del sueño en la memoria y en los procesos de aprendizaje; la utilización sabia y sana de los elementos del universo onírico. Descubrió, entre otras cosas, que el canto de las aves anuncia el agua que caerá del cielo. Una sabiduría de la Naturaleza, para aprender y compartir. Sabiduría de las Aves, de las Plantas y las Aguas.

Hoy en cada aldea Kuna esta sabiduría y estas enseñanzas se comparten, junto con la importancia de la danza, el respeto por los Mayores, el tiempo que se da a los niños – en la Casa Grande (Onmaget Nega), en las academias y escuelas tradicionales de médicos y especialistas y en la voz de los últimos poetas de la aldea.

2ª Variación: Uagibler en otros vuelos, en otras Academias con otros Neles.

Un estudio revela que una especie de aves ensaya, mientras duerme, las melodías que aprendió durante el día. Daniel Margoliash, investigador y profesor del Departamento de Biología y Anatomía de la Universidad de Chicago y su equipo, descubren en su laboratorio que algunas aves pequeñas aprenden a cantar escuchando a los adultos, y después practican escuchando sus propias tentativas; Almacenan los sonidos durante el día, repitiéndolos durante la noche, ensayando durante el sueño, y posiblemente ensayando variaciones. De allí la importancia del sueño y del descanso en el proceso de aprendizaje, estudios aplicables al comportamiento humano. El sueño ayuda a la memoria.

3ª variación: Uagibler, imaginando Mundos diversos y compartidos.

Los herederos de Uagibler, habitantes de muchos lugares de la Tierra, sueñan un Mundo, donde el lenguaje de “lo mío es ciencia, lo tuyo superstición, lo mío es arte, lo tuyo artesanía”, no exista, un Mundo donde el dialogo y las miradas cómplices sean cotidianos. Culturas descubriéndose y redescubriéndose mutuamente y día a día, Culturas Vivas, Memorias en conjunción.

Quién sabe, qué sueños y qué cantos escuchamos, almacenamos, estudiamos y ensayamos, y qué variaciones aprendemos y producimos cada noche, muchas veces de miedos y dudas, otras de alegrías y certidumbres.

Ojalá en esas noches y en esos sueños inventemos nuevos vuelos, nuevas solidaridades y sueños compartidos. Son los deseos de vuestro anai (amigo) en estos días de Alegrías y Encuentros, y un 2006 de bellas melodías, dulces variaciones y lindos amaneceres!

Diciembre 2005

volver a Crónicas

Todavía no hay comentarios.

Haga su comentario:

Amigos & Links

Blog – Diario de viaje

volver arriba