Masar Nii, (Diario de Junio)

(en el día internacional de la mujer)

… que extraño oficio el mío
buscar a raíz de tierra
una hoja entre el polvo y el sueño
húmeda todavía del primer sol.

(Eugenio de Andrade)

Masar nii, en el calendario agrícola lunar, es el mes cuando florece la caña brava. Es el mes que en las tierras Kunassiembran las semillas que darán frutos, también es el tiempo cuando los cangrejos invaden los manglares. Masar nii es el nombre de un mes que llevo tatuado en el alma.

Es el mes, en que muchos amantes navegan el río Douro, mágica región donde las uvas y las manos, las rocas y el agua crearon uno de los paisajes más bellos del mundo.

Es el mes en que los hermanos mapuches celebran el We Tripantu. El rito anual de fertilidad que hombre y tierra celebran para la recreación de la vida. Naturaleza y hombre revestirán de verde el vientre de Bili, que parirá frutos para alimentarnos.

Del 21 al 24 de Junio, en el territorio de la Nación Mapuche, celebran rituales dirigidos a las cuatro esquinas del mundo. La naturaleza se renueva con la lluvia que purifica y limpia los campos para que surja una nueva vida. Como en cada año, en el solsticio de invierno, nos envía su señal, ella es la noche mas larga del año, cuando llega a su tiempo máximo se dice que la Noche camina de regreso. Entonces es preciso renovarse, convocar a los espíritus sagrados para revitalizar las energías, tener nuevas fuerzas. Durante la madrugada todos se levantan y dirigen al río para bañarse. Es el ritual de purificación con el agua. Comienza el nuevo año mapuche!

En Portugal, los primeros días de junio, han sido de mucho calor, de mucho sol.
Trece de junio, después de estos días cálidos, nos despertamos con un cielo triste, gris, la temperatura había bajado…. Algo extraño se percibió en el ambiente, nos invadió una cierta melancolía, esta palabra tiene algo de dulce porque empieza con mel, (en portugués mel es miel) acaso es el relato de una armonía interior que describe una tristeza casi dulce.

En el radio despertador escuchamos una noticia que acongojó nuestros corazones: murió Eugenio de Andrade, se nos fue el poeta del cuerpo, el poeta del amor, de la urgencia de amar, el poeta de las frutas y de los días. Las palabras que salían de la radio me estremecían al pensar en lo que sería su funeral, el entierro, ritual fúnebre que en mi aldea le nombran DIGUET, Sembrar.

Pero antes de la Siembra, en la aldea se celebra una ceremonia, un ritual para acompañar el alma del difunto, para que el alma supere los peligros y los obstáculos en ese viaje final en que cada hermano que se va a navegar los cuatro ríos sagrados a la Tierra del Sin Mal, para que recuerde la vida de la aldea, las risas compartidas, las ceremonias celebradas, los árboles sembrados, lo hermoso de compartir frutas, bebidas, amores y sueños; viaje del alma en que esta puede perderse, extraviarse, y el canto del Masar Igar lo guiará en ese camino final.

Esto es el Masar Igar, que durante horas, el poeta-chaman canta en versos, y en leguaje ritual, recordará a la aldea los hechos en la vida del difunto, si este fue un cazador, que animales compartió con los vecinos, animales que lo esperan en la otra vida y le ayudaran a transitar por los caminos y navegar en los ríos hasta la morada final. Si fue un medico, se hablará de las plantas, de las flores y las piedras sagradas que usaba con los cantos de curación. Todos aquellos que mueren tienen derecho a su Masar Igar.

Junio, esta llegando a su fin, los días son cada vez más largos, las noches más cortas y la nostalgia sin fin (para mi). Perdonen por compartir esta melancolía, que también es tristeza y dulzura.

…es urgente inventar alegría,
multiplicar los besos, las cosechas,
es urgente descubrir rosas y ríos
y mañanas claras.

Cae el silencio sobre los hombros,
y la luz impura hasta doler
es urgente el amor,
es urgente Permanecer. (Eugenio de Andrade)

Eugenio no tendrá un Masar Igar, pero en centenas de aldeas de Portugal, y en otras esquinas del mundo…unos amantes inventan el amor con carácter de urgencia, en centenas de cuerpos, de pieles se enciende un verso, se ama, se exorcizan los odios, que bella forma de decir a todos los poetas y amorosos del mundo, que están vivos, que renacen día a día, hora a hora en bocas y nubes, en aguas y orgasmos, en miradas y abrazos.

volver a Crónicas

Todavía no hay comentarios.

Haga su comentario:

Amigos & Links

Blog – Diario de viaje

volver arriba